Subscribe to RSS Feed

JOSE EL SOÑADOR

by Paco Palafox


JOSE, EL SOÑADOR
paco palafox
1998



Una de las historias de la Biblia que más me motiva y gusta, es sin duda alguna la historia de José, un joven como tù y como yo, un joven que fue el menor de una familia de 12 en total, y por ser el mas pequeño, su papá le tenía un cariño especial, era lo que llamamos, "el consentido" y esto más que gustarle a los otros miembros de la familia, específicamente a los once hermanos, les fastidiaba la idea de que el más pequeño fuera el "consentido", el que se llevaba los aplausos de papá y no conforme con eso, Jacob, su padre le dio un regalo especial, una capa de colores muy diferente a la que sus hermanos podían haber imaginado que algún día tendrían, eso hizo aun mas feliz a José, mientras seguía en el trabajo que tenia encomendado, el de cuidar el rebaño de ovejas, como la mayoría de los hijos menores en ese tiempo.

Yo creo que precisamente era en ese lugar en donde José desarrollaba su imaginación, la Biblia nos dice que José soñaba, pero nunca nos menciona que estaba dormido, además de que es difícil pensar que si su trabajo era el de cuidar al rebaño, se pusiera a dormir mientras lo cuidaba, pienso que lo que José hacia era sentarse y con los ojos bien abiertos empezaba a soñar, y a imaginar y dejaba abierta la llave de la fantasía, y tenia muchos sueños, pero hubo dos en especial que mas le gustaban, lo emocionaban y era tanta su alegría que quería contárselos a su familia, así fue y corrió a contar sus sueños con la emoción de cualquier chico de su edad, y con la misma emoción con la que tú has ido a decirle a tus padres que quieres ser músico, ingeniero, doctor o algo relacionado al arte.

José les dijo que veía que cada quien estaba atando manojos de hierba y que de todos, solamente el suyo fue el que quedo recto y los demás se inclinaban ante el suyo; ese comentario hizo que a los hermanos les diera mas envidia y sintieran ganas de patearlo, aun se burlaban sarcásticamente diciéndole: " ¿y que?, eso quiere decir que nos vamos a humillar ante ti?" y se reían y le decían que estaba loco, que eran fantasías de niño, pero a José no le importaron esas burlas, el seguía soñado y fue y les platico ese otro sueño que lo seguía emocionando, platicó que el sol, la luna y once estrellas se inclinaban hacia él, y ahora no sólo los hermanos sino hasta el papá se molesto un poco con el y en tono de burla le pregunto: " ¿y qué?, ser• que tu madre, tus hermanos y yo nos vamos a postrar delante de ti?".

José en ese entonces no sabía nada de lo que querían decir sus sueños o hacia a dónde lo iban a llevar, pero el los tenía presentes y les dio la importancia que merecían.

Por otro lado, los hermanos fastidiados, se deshicieron de el y lo vendieron como esclavo, le quitaron su túnica y se la dieron al padre haciéndole creer que estaba muerto, el padre les creyó y se puso triste, pero José, a pesar de la injusticia cometida hacia el, siguió firme creyendo principalmente en Dios y después en sus sueños.

Pasó a ser esclavo de un personaje importante en la política egipcia, resistió las tentaciones que se le pusieron enfrente y que podían robarle la realidad de sus sueños y como consecuencia de esa resistencia cayó en la cárcel y estuvo ahí mucho tiempo, interpreto sueños, su buena fama se extendió a tal grado que Faraón lo mando llamar y al ver que este joven interpreto su sueño, lo puso en uno de los puestos principales de Egipto, y cuando llegaron tiempos de hambre a la región, sus hermanos se acercaron a él a pedir alimento sin saber que era José su hermano y se postraron delante de el, y José se acordó de aquel sueño y vio que en ese momento se estaba haciendo realidad.
*****
Así como en José, Dios ha puesto en nosotros algo especial, una túnica que nos hace ver diferente a como los demás ven, eso nos da una motivación por soñar y hacer lo que nos gustaría hacer, imaginar y soñar, la gente como José esta en todos lados, sin embargo hay muchos que sólo se quedan en el escalón de soñar sin hacer algo más. Tengo una caricatura en la que esta un muchacho platicándole a Dios y le dice: "Señor, tengo muchos, muchos sueños", y se oye la voz de Dios en el dibujo respondiéndole, "¿Muchos sueños?, ¡claro, si te la pasas dormido todo el tiempo!". Es una realidad gastamos tiempo importante y nos quedamos solamente “fantaseando” sin lograr algo y una diferencia entre las personas de èxito es que unos simplemente sueñan y los otros son los que se despiertan a hacer realidad sus sueños.

Hay muchas características que hicieron que José pudiera ver hechos realidad sus sueños, no fue mera casualidad, fue un largo camino de disciplina y de pruebas, de constancia y sumisión, hoy en día muchos de nosotros deseamos ver realidad nuestros sueños pero en la comodidad de nuestra cama sin intentar al menos mover un pie, creemos que porque estamos en el mundo de la comida rápida, el microondas y la televisión de control remoto, vamos a obtener lo que deseamos de parte de Dios de manera instantánea, como si fuera hacer un “clic”, con el ratón de la computadora a la ventana que dice “bendiciones de Dios”.

Le pedimos que nos ayude a ver lo que queremos ver hecho realidad pero no nos esforzamos en lo mínimo, soñamos en comprarnos algún disco compacto de m˙sica, pero no buscamos la forma de obtener dinero, trabajando por nuestra cuenta, nos acostumbramos a pedirlo a la persona que está más dispuesta o a quien pensamos que es su obligación, en este caso los padres ¿verdad?, así queremos comportarnos con Dios, de cierta forma tratamos de “manipular” Su voluntad, y de esa manera nunca veremos los sueños transformados en realidad y nos quedaremos solamente en un mundo de fantasía inexistente y sin propósito en la vida.

Basta caminar un poco por las calles de nuestras ciudades y ver a la gente pidiendo limosna, no hablo de todos, pero muchos de ellos tal vez en su juventud se limitaron a vivir en su fantasía de ser felices sin importar el trabajo, de “divertirse y saborear el momento“ , “el ahora y aquí”, sin pensar ni preocuparse un poquito por lo que podía venir después y como consecuencia de ello, el tiempo pasó y los revolcó en sus fantasías dejándolos en condiciones tristes, porque nunca se esforzaron ni tomaron en serio sus sueños, y algunas veces ni siquiera tuvieron sueños.

José era un joven comprometido en su trabajo, y esta es una característica fundamental si es que queremos alcanzar los sueños, el tenía un compromiso de trabajo con su padre, ya que cuidaba a las ovejas, el sabia que si hubiera fallado en su trabajo, echaría a perder una parte importante de la vida familiar, tal vez dejaría de ser el consentido y esa "túnica" especial nunca la hubiera recibido, un joven comprometido es un joven en quien se puede confiar, y si se le puede confiar algo pequeño, mas tarde se le podrá confiar algo mas grande, así de simple.

¿Cuàntas veces no le has pedido a tu papá que te preste su automóvil para ir con los amigos y te enojas porque no lo hace?, pero.. ¿Cuántas veces tú te has puesto a limpiar ese mismo auto, encerándolo o simplemente dándole una buena lavada?, el que es fiel en lo poco, es fiel en lo mucho, si tu cuidaras el auto de la forma más sencilla, no habría tanto problema para que tu papá te lo prestara, ya que él sabría que así como lo cuidas cuando esta estacionado, así mismo lo podrás cuidar cuando te lo preste para salir.

En el momento en el que los hermanos de José vieron que tenia algo especial, empezaron a sentir envidia, y tristemente así nos comportamos la mayoría de la gente, nos cuesta trabajo soportar a aquellos que se ven un poco diferentes, o que tienen alguna idea que pueda "romper" con lo establecido o tradicional.

Cuando Ford empezó con sus primeros automóviles, la gente se levantó en contra de esas "maquinas infernales" que corrían a una máxima velocidad de 20 kilómetros por hora aproximadamente, ya que los consideraban peligrosos para la población y empezaron a levantarse en contra de la fabricación de dichos automóviles.

Sin embargo las personas que pueden resistir la presión que está en contra, y se deciden a alcanzar su meta, son los que transforman el mundo, son los que guían y deciden. Ford soportó la presión y el premio a esa tenacidad lo podemos ver hoy en día en cualquier autopista o calle del lugar en donde vivimos.

Podría parecer que el ser humano es envidioso casi por naturaleza, nos cuesta trabajo aceptar con agrado que alguien tiene “algo más”, algo especial y diferente a lo que nosotros tenemos.

José sintió un fuerte rechazo de parte de sus hermanos, pero eso no lo hizo desistir de seguir contando sus sueños, de creer en ellos, no dejó que la presión de los otros cerrara esa llave de la fantasía sino al contrario se aferró más fuerte a ellos.
No le importaron las burlas o que lo llamaran loco, tonto, chiflado o simplemente “soñador”.

José resistió esas burlas porque sabia que un día entendería lo que eran esos sueños, sabía que Dios le había dado esa capacidad de soñar con un propósito, porque sobre todas las cosas, aun más importante que todos los sueños de José, para él era su relación con Dios, esto es el fundamento de ver un sueño hecho realidad, José deseaba que Dios fuera lo primero en su vida y aun cuando estuvo en prueba su fidelidad a Dios ante la mujer de su jefe, quien le pedía al joven que se acostara con ella, él tuvo la fuerza de negarse rendirse ante ella sabiendo que si lo hacía podía desviar sus planes de alcanzar lo que se había propuesto, lo que Dios mismo había puesto en su corazón, José dijo: "¡NO!" y eso le costó muy caro, hablando en términos físicos fue doloroso, ya que fue mandado a la cárcel, pero hablando en términos espirituales había ganado una gran batalla que lo iba a fortalecer aun más.

Regresando un poco la historia, cuando los hermanos le quitaron la capa y le hicieron creer al padre que estaba muerto. A veces la gente cree que quitándote eso especial que ellos ven solamente “por encima” tu vas a fracasar, tratando de hacerte sentir mal por envidia o por lo que sea, creen que van a desanimarte, pero un soñador con decisión es aquel que a pesar de que le roben lo superficial, sigue llevando la esencia de lo diferente en su interior, los hermanos envidiaban el regalo que era la capa porque pensaron que eso lo hacia especial, pero nunca se dieron cuenta ni pudieron ver que lo especial José lo llevaba en su interior.

Así mismo, mucha gente ve lo que somos por fuera, pero rara vez pueden apreciar lo que llevamos dentro y mucho menos entenderlo.

José estuvo un tiempo de prueba en la cárcel, en la soledad, en un lugar frío, nada tiene que ver con las cárceles que vemos en las películas, José no tenía un bonito uniforme color hueso o de rayitas negras y blancas bien planchado y con un gimnasio al aire libre, no, las cárceles eran como pozos, fríos, h˙medos, con animales, ratas, insectos y mucha suciedad.

Hay ocasiones en las que Dios permite que pasemos por tiempos en los que nos sentimos solos, abandonados, obscuros y fríos, como en una cárcel interna, tiempos en los que Dios espera a ver nuestras reacciones, nuestra fortaleza y persistencia para que no le vayamos a fallar, la mayoría de las veces como seres humanos somos impacientes por querer ver o hacer cosas, y nos adelantamos a los acontecimientos y al tiempo que Dios tiene preparado echando a veces a perder Sus planes.

Un hombre soñador es el que puede entender que las cosas se van a dar en el tiempo exacto de Dios con las situaciones exactas, y aunque de pronto pueda parecer que El nos cierra una puerta, es porque ya esta abriendo otra más, lo interesante es encontrar el camino que nos va a llevar a esa nueva puerta.

Con José paso mucho tiempo y fue hasta que Faraón tuvo un sueño que nadie podía interpretar cuando el copero se acordó de lo que José había hecho cuando estaba con el en la cárcel, a pesar de que en aquel lugar José le pidió al copero que no se olvidara de el cuando estuviera de nuevo sirviéndole a Faraón, yo creo que José se sentía desesperado y quería salir de esa cárcel, así como nos desesperamos por querer hacer cosas rápidamente, ¿cuantas veces no hemos estado solos en las noches llorando con nosotros mismos y preguntándonos hacia a donde vamos?, ¿cual será nuestro propósito en esta vida?, si de verdad es que estamos siguiendo lo que Dios quiere y mientras más queremos encontrar respuestas y salida, más nos desesperamos y nos sentimos abandonados, pero recuerda, esos tiempos son tiempos de espera, de paciencia, de prueba y crecimiento.

Para José fueron dos largos años los que estuvo esperando hasta que por fin un día lo mandaron llamar, pero a pesar de todo fue paciente, y esa una característica muy importante también, La paciencia.

Dice la Biblia que las pruebas producen paciencia, José lo experimento en carne propia, y tal vez tú mismo en este momento lo estés experimentando, pero te doy un consejo de amigo: sé paciente y aguanta todo lo que parece que esta en contra, estos tiempos son para que puedas crecer y ser fuerte.

Mientras José hallaba gracia ante los ojos de faraón, la Biblia no menciona nada de sus hermanos, lo que nos hace ver que en realidad no hicieron nada digno de ser contado, y así sucede la gran mayoría de veces, los hombres que en un tiempo se burlaban y criticaban al soñador, no hacen otra cosa más que seguir en la rutina de la vida, sin otra motivación más que seguir los pasos de los que van marcando el paso, de los soñadores.

Por fin José llegó a ser el segundo en el gobierno de Egipto, un puesto que era muy difícil de alcanzar si no es que imposible para la mayoría, pero el buen nombre de José y su comportamiento estaban teniendo su recompensa, fueron varios años de aguantar maltratos pero que ahora se estaban viendo coronados de gracia.

La vida por fin empezaba a sonreírle a nuestro héroe pero faltaba una cosa muy importante, José aun no veía su sueño hecho realidad, y de igual forma mucha gente que en su juventud sueña con logros o se propone metas, a veces se desvían porque empiezan a trabajar en algo diferente a lo que soñaron o tienen éxito en otras áreas de su vida, sin embargo siguen llevando esos sueños guardados en su interior y a pesar del éxito en diversas áreas, siempre queda un hueco difícil de llenar.

Esto me recuerda un articulo que leí hace tiempo en donde hablaba de un hombre de negocios que tenia mucho éxito aparente, tenía un sueldo exageradamente bueno como para vivir muy cómodamente, sin embargo este hombre no se sentía feliz a pesar de todo lo que lo rodeaba, y es que cundo era adolescente tuvo ganas de ser parte de una orquesta sinfónica tocando el fagot, (¿el qué?) un instrumento que dominaba más o menos, así que un buen día decidió entregar su renuncia a la empresa para la que trabajaba, el motivo era simple, quería sentirse satisfecho totalmente haciendo lo que siempre había soñado y no le importo que le dijeran que estaba loco y que era una tontería dejar un trabajo en el que ganaba tanto dinero para irse a trabajar a una orquesta con un sueldo mediocre, pero a el no le importó, lo dejó todo.

Decía el articulo que ahora vive modestamente, pero con una felicidad interna que el dinero nunca podría comprar. Así como este hombre siguió su sueño también hay cientos de casos en los que personas dejan a un lado sus èxitos para alcanzar esos sueños de la niñez o la juventud.

José a pesar de todo fue muy afortunado. El país pasó por una época de hambre que José había previsto y proveído, así que aunque afuera morían por no tener que llevar a la boca, el palacio en el que trabajaba podía tener para dar a los que le pidiesen, repentinamente un día, llegaron sus hermanos y se inclinaron ante el sin saber que era su hermano que creían olvidado, su sueño estaba haciéndose realidad, el sueño del que se burlaron los hermanos ahora ellos mismos eran protagonistas de el, y no tan felices como en ese momento lo estaba siendo José.

Su fortuna era que no tuvo que dejar su trabajo o su éxito, sino que vino acompañado una cosa con la otra, cuando las personas pueden ser como José, comprometidas, perseverantes, pacientes, soportando los tiempos duros y las burlas de los demás, el éxito y los sueños caminan hacia ellos de la mano, aunque de pronto no los puedas ver, pero ahí están.

Para terminar con el ejemplo de José, me gustaría platicar un poco sobre una característica que tenía José y que a nosotros puede ser la que mas trabajo nos cueste, La Autoridad, José siempre fue un hombre que sabía respetar
La autoridad, estaba bajo la autoridad de su padre en el trabajo y la seguía, bajo la autoridad de los que cuidaban la cárcel, bajo la autoridad de Potifar quien fue el que lo envió a la cárcel, bajo la autoridad de Faraón, y por sobre cualquier otra clase de autoridad, la de Dios.

Su ejemplo nos permite ver como podemos nosotros llegar a tener autoridad, a José le fue dada autoridad porque el siempre estuvo obedeciéndola, y sobre cualquier otra estuvo bajo la autoridad de Dios. Es necesario que cualquier soñador que presuma de serlo, este siempre obedeciendo, a las autoridades más cercanas que son nuestros padres, y a todas las personas que han sido puestas para guiar nuestra vida tanto espiritual como física, debemos ser sensibles y escuchar sus consejos, algunas veces podemos pensar que son anticuados o fuera de lugar, sobre todo con los padres, pero la verdad es que ellos llegaron a este planeta mucho antes que t˙ y yo, y por lo mismo tienen muchas mas experiencias vividas que las que t˙ y yo pudiésemos tener, digo, su trabajo les costó ser Padres ¿no? así que date la oportunidad de crecer en sabiduría escuchando los consejos de los mayores, de las autoridades, de los que han alcanzado cosas que tu quieres alcanzar, y vas a poder ver y vivir que la autoridad es dada en la misma medida en la que has estado bajo autoridad.

SIN TANTO ROLLO

José es un modelo básico de lo que es un soñador exitoso centrando su vida en Dios. Te recomiendo que leas con detalle su historia del capitulo 37 del libro de Génesis en adelante, y busca algunas características mas que creas que necesitas desarrollar en tu vida para alcanzar tus sueños.


TALENTO

www.pacopalafox.com palafoxplanet@hotmail.com

2 comentarios:

  1. Roxy
    24 de diciembre de 2011, 21:00

    Gracias...me encanto y sobre todo fue de gran ayuda!!!!

  1. Guillermo Camelo
    14 de abril de 2013, 15:43

    si es la historia mas bonita y real que conosco es un ejemplo especialmente para la juventud y en genral para todo el mundo.

    GUILLERMO

Publicar un comentario en la entrada

Followers

DALES CLICK

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket